Alto Comisionado pedirá al Consejo de Derechos Humanos tomar medidas para investigar la situación en Venezuela

0
12659

Este miércoles el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se pronunció una vez más ante la situación de posibles abusos de la fuerza en Venezuela y su oficina denunció en un nuevo informe que podría existir una política del gobierno para reprimir el desacuerdo político y amedrentar a la población. 

31/08/2017.-En el contexto de las recientes protestas antigubernamentales en Venezuela se han cometido múltiples abusos y violaciones de derechos humanos que apuntan a la existencia de una política destinada a reprimir el desacuerdo político e infundir temor en la población para frenar las manifestaciones, asegura un nuevo informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Dado que el gobierno de Venezuela no respondió a las peticiones de acceso de la Oficina, el documento fue realizado tras una investigación a distancia que compiló unas 135 entrevistas con víctimas y familiares, testigos, organismos de la sociedad civil, periodistas, abogados, médicos, personal de primeros auxilios y miembros del Ministerio público.El informe señala que el uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva durante las manifestaciones y la detención arbitraria de manifestantes y presuntos opositores políticos indica que no se trata de actos ilegales o insubordinados de funcionarios aislados.

“El presidente fue elegido por la gente, pero desde entonces ha habido erosión de la democracia. Pediremos al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que considere la posibilidad de tomar medidas para prevenir el agravamiento de la situación de las garantías fundamentales en Venezuela, país que en la actualidad es miembro de este órgano de la ONU”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein.

“Basados en los informes del Ministerio público y nuestras propias entrevistas, pudimos determinar que al menos 46 de las muertes registradas pudieron haber sido responsabilidad de las fuerzas del Estado y que al menos 27 personas murieron por responsabilidad de los colectivos armados”, agregó Carlos de la Torre, oficial de derechos humanos en una entrevista con Noticias ONU.

Grupos de manifestantes antigubernamentales serían también responsables de al menos cuatro muertes al emplear medios violentos como cócteles Molotov y morteros de fabricación casera. Hasta el 31 de julio, nueve miembros de las fuerzas de seguridad de Venezuela habían sido asesinados. El informe recomendó a la oposición condenar todo acto de violencia.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se reunirá el 11 de septiembre. Esa instancia podría establecer una comisión o un mecanismo de monitoreo para investigar los supuestos abusos.

Zeid aseguró ante la prensa este miércoles que su oficina está dispuesta a mantener un diálogo con el gobierno venezolano.

Edición Principal Diario Perú – Fuente: UN

DEJA UNA RESPUESTA