Red Norte

Declaran infundado pedido de tenencia de menor que fue obligado a beber licor

22/06/2016.-Tras siete horas de audiencia, la jueza del Juzgado de Familia de Talara, Karin Yulee Torres Satan, resolvió, declarar no ha lugar a dictar medidas de protección a favor del menor L.G.B.N (1 año 7 meses), contra su progenitora Katherine Joeli Navarro Mogollón, por insuficiencia probatoria y no prueba contundente en los videos proporcionados por el padre del menor, quien dijo apelará lo resuelto.

La audiencia se inició al promediar las 10:30 am hasta la 1:30pm con la presencia de los padres del menor, el padrastro, -asesorados por el abogado Jorge Noriega Albán-, la Fiscal Provincial de Familia de Talara, Eliana Lorena Ríos Solís y la abogada del Centro de Emergencia Mujer-Talara, Edith Pardo Castro, para luego de realizar la visualización de los videos proporcionados por el padre del menor y los alegatos de ambas defensas, y tras el cese de dos horas se reinició al promediar las 4:00 pm hasta las 5:30pm donde resolvió el caso.

La jueza se dictó como medida de protección inmediata a favor del menor, el alejamiento de su padrastro Edinson Samir Valladares Hidalgo, con la opción de no cumplirlo será detenido de inmediato, mientras que Katherine Joeli Navarro Mogollón, debe concurrir a terapias ante el psicólogo adscrito al Juzgado de Familia y que la Municipalidad de Talara realice visitas inopinadas al domicilio donde resida el menor agraviado.

A su salida, Katherine Joeli Navarro Mogollón, señaló que todo fue una trampa en contra de su pareja para alejarlo de él y así su padre poder pedir la tenencia, asegurando que, en el momento de la grabación, ella estaba realizando compras en un conocido supermercado ubicado en el centro de esta ciudad.

La madre del menor, dijo que acatará lo dispuesto por la Juez del Juzgado de Familia, y para cumplirlo, ha decidido romper su relación sentimental con Samir Valladares y acogerse al lado de su madre Moraima Mogollón Aguilar en la capital.

Por otro lado, el padre del menor, Luís Roberto Benavides Llancay, refirió que no es justo lo dictaminado por el Juzgado de Familia, por lo que apelará el dictamen a través de defensa.

“La Juez no ha considerado los medios probatorios que le he brindado. No es suficiente que la madre de mi hijo solo vaya a terapia. Que esperan que mi hijo consuma más alcohol o se le cause la muerte para recién las autoridades actuar. No es justo”, dijo Benavides Llancay.

ER Edición Central Diario Perú

Leer más

Artículos relacionados