Política

Celendín: Consejero regional monitoreo parcelas del proyecto de cultivos andinos

Entre el 2017 y 2018, el cultivo de quinua alcanzó las 86 hectáreas con una producción de 43 toneladas; el cultivo de tarwi ocupó 11 hectáreas de terreno y se logró cosechar casi 06 toneladas.

En el ejercicio de sus funciones de fiscalización y representación, el consejero regional por Celendín, Walter Castañeda Bustamante, visitó varias comunidades de nuestra provincia con el fin de constatar el avance del proyecto de cultivos andinos que ejecuta el Gobierno Regional de Cajamarca a través de la Agencia Agraria Celendín de la Dirección Regional de Agricultura.

La autoridad concejal se trasladó hasta las comunidades de Mangash, Fraylecocha y Huañambra, para monitorear las parcelas de quinua y haba que decenas de pobladores cultivan en estas zonas. A él se sumaron tanto el director de la Agencia Agraria, Elmer Campos Díaz, como el coordinador provincial del proyecto Euler Mejía Araujo.

Castañeda Bustamante ha tenido un rol importante en la gestión y fiscalización de este proyecto que se ejecuta desde el año 2015. El proyecto denominado “Mejoramiento de la Competitividad de la Cadena Productiva de los Cultivos Andinos Quinua, Tarwi y Haba” promueve la soberanía alimentaria a través de la asociatividad con prácticas agrícolas ecológicas que contribuyen a disminuir la desnutrición en nuestra población, rescatando aquellos cultivos andinos que nos heredaron nuestros ancestros.

Cabe precisar que esta iniciativa también se ejecuta en provincias como Cajabamba, Cajamarca, San Marcos, Hualgayoc, Cutervo, Chota y San Pablo; con un área de intervención en 46 distritos y 226 caseríos, beneficiando a 6405 familias y busca incrementar la capacidad competitiva de la cadena productiva de cultivos andinos.

Tras su visita, el consejero regional mencionó que el proyecto tiene cinco componentes que incluyen el fortalecimiento de capacidades técnicas, la entrega de semillas y asistencia técnica especializada, la dotación de tecnología de cosecha y valor agregado, el fortalecimiento organizacional y la articulación comercial.

Explicó –por ejemplo- que se han conformado 16 asociaciones de productores, 04 comités distrital y 01 comité provincial; se han adquirido 02 trilladoras estacionarias, 09 trilladoras medianas y 01 escarificadora de saponina y se ha cumplido con la entrega de insumos como semillas, abonos orgánicos, pesticidas y fungicidas para el control de plagas y enfermedades.

Castañeda también se refirió a la conformación de una cooperativa regional (COANDINOS), a la que se han incorporado 41 socios de la provincia de Celendín. Esta busca una articulación comercial de la producción de quinua orgánica al mercado internacional a través de la Agroexportadora Andina Crops S.A, habiéndose logrado la exportación de varias toneladas de cultivos andinos gracias a la certificación de 37 productores orgánicos.

A nivel provincial, entre el 2017 y 2018, el cultivo de quinua alcanzó las 86 hectáreas en donde se produjeron 43 toneladas de este producto alimenticio; el cultivo de tarwi ocupó 11 hectáreas de terreno y se logró cosechar casi 06 toneladas; mientras que para el cultivo de habas se emplearon 25 hectáreas de las que se recolectó casi 64 toneladas de producción.

Por: Eler Alcántara Rojas

Leer más

Artículos relacionados